A la estrella adolescente le va a costar muy caro el incidente del pasado fin de semana cuando golpeó a un fotógrafo que intentaba retratarle junto a su novia, Selena Gómez. La supuesta víctima llamó al 911 quejándose de un fuerte dolor en la parte superior del pecho y fue trasladado al hospital, donde dieron parte de agresión. El paparazzi presentó después una denuncia en la policía de Los Angeles. La policía ha remitido el caso de Justin Bieber a los fiscales, algo habitual en casos que implican a celebrities. Y se investiga como delito menor de agresión criminal. Se enfrenta a posibles acciones penales, en el caso de que fuera acusado y culpable podría enfretarse a seis meses de prisión, ha informado el Daily Mail.