January 13, 2020

El plan secreto de Meghan Markle detrás de la renuncia a la Familia Real británica

Cuando el pasado 8 de enero los duques de Sussex, Harry y Meghan Markle, anunciaron que renunciarían a sus funciones como miembros de la realeza británica, no sólo el Palacio de Buckingham sintió un temblor en sus cimientos. El Reino Unido en su conjunto se sorprendió tanto como la familia real sobre la resolución intempestiva para muchos de la joven pareja. Isabel II, incluso, se enteró por la BBC de la futura nueva vida de su nieto y su esposa norteamericana.

En su comunicado, además, dejaban un extraño aviso: a partir de este nuevo año repartirían sus meses entre la isla británica y Canadá, donde la actriz se encuentra en estos momentos junto al hijo que tiene con el príncipe, Archie, de ocho meses. Finalmente, se instalarían definitivamente en América del Norte, señalaban. Toronto podría ser una opción. Meghan vivió allí durante seis años mientras filmaba Suits y es la ciudad donde disfrutaron de un noviazgo secreto de cinco meses antes de que su relación se revelara al mundo en octubre de 2016.“La duquesa está en Canadá”, dijo el viernes a la agencia francesa AFP una portavoz de los duques de Sussex, sin precisar cuándo había salido Meghan del país o dónde se encontraba su esposo. Sacudiendo a la monarquía británica y sorprendiendo incluso a Isabel II, Harry, de 35 años, y Meghan Markle, una actriz estadounidense de 38 años, anunciaron el miércoles que abandonan sus puestos como miembros de primer rango de la familia real, pese a seguir “apoyando” a la reina. Tras meses expresando su incomodidad con la presión mediática, los duques cortaron así su relación oficial con la prensa y afirmaron querer asumir “independencia financiera”.

Harry y Meghan Markle el día que anunciaron su compromiso, en Kensington Palace, el 27 de noviembre de 2017 (Shutterstock)
Harry y Meghan Markle el día que anunciaron su compromiso, en Kensington Palace, el 27 de noviembre de 2017 (Shutterstock)
Pero, ¿cuál es en verdad el deseo íntimo y el plan secreto de la talentosa actriz para su futuro cercano y de qué depende esa importante definición? De acuerdo a medios tanto ingleses como norteamericanos, el proyecto que aún la mujer no hizo público es su intención de radicarse definitivamente en los Estados Unidos. Más precisamente en Los Ángeles, donde vive Doria Ragland, la madre de MeghanTambién sería allí donde establezcan su base empresarial que piensan lanzar.
La pareja le confió la decisión a unos amigos y tanto el diario DailyMail como la cadena de noticias Fox News supieron del plan eventual del matrimonio. Sin embargo, el proyecto tendría un condicionante: no vivirían en los Estados Unidos mientras Donald Trump continúe siendo el presidente. La militancia verbal de Meghan contra el líder del Partido Republicano es conocida. Tanto que no participó de la gala que el Palacio hizo en honor al mandatario en su última visita al Reino Unido.
De ninguna manera es algo inmediato, pero hay un plan a largo plazo para terminar en los Estados Unidos con un segundo hogar en Canadá, donde también pasarán una gran cantidad de tiempo. La pareja usó las palabras Norteamérica en su declaración sobre dónde planeaban vivir deliberadamente. No los fija en ningún lugar”, indicó una de las fuentes al medio inglés.
Markle fue abiertamente crítica con Trump y, de acuerdo a algunos informes de prensa, lo llamó “divisivo” y “misógino” en 2016. Incluso, durante la campaña electoral que lo depositó en la Casa Blanca, la por el momento duquesa de Sussex amenazó con mudarse a Canadá si derrotaba a Hillary Clinton en las elecciones de 2016, según el medio. Eso finalmente sucedió, pero la actriz se mudó a tierra británica, en cambio.
El viernes pasado, en tanto, Trump, consideró “triste” la decisión de Harry Meghan. “Simplemente respeto mucho a la reina. Creo que esto no debería estar pasando”, dijo según avances de una entrevista con Fox News.
El duque y la duquesa dijeron que continuarán usando Frogmore Cottage -a la cual la pareja se mudó hace solo nueve meses-como su residencia oficial para que “su familia siempre tenga un lugar que llamar hogar en el Reino Unido”. Pero eso requerirá el permiso de la reina. En simultáneo necesitarán establecer una base en América del Norte, ya sea en los Estados Unidos Canadá, donde la familia de tres recientemente disfrutó de un descanso de seis semanas de los deberes reales. Pero después de anunciar que no recibirían la Subvención Soberana, se podrían ver obligados a pagar el alquiler para mantener la residencia en Windsor, que sigue siendo propiedad de Su Majestad.

No comments:

Post a Comment

Comment this new here / Comente esta noticia aqui