November 18, 2017

Estos dos hábitos te hacen parecer mayor, según la ciencia // These Two Habits Make You Look Older, According to Science


Beber mucho y fumar durante años son características bien conocidas de un estilo de vida poco saludable. También pueden hacer que te veas más viejo, según un nuevo estudio. En la nueva investigación, publicada en el Journal of Epidemiology & Community Health, un grupo de investigadores daneses se aprovechó de una gran base de datos de información de salud que involucraba a más de 11,000 daneses en el Copenhagen City Heart Study.
**********************************************************************************
ENGLISH
Drinking heavily and smoking for years are well-known features of an unhealthy lifestyle. They can also make you look older, according to a new study.  In the new research, published in the Journal of Epidemiology & Community Health, a group of Danish researchers took advantage of a large database of health information involving more than 11,000 Danes in the Copenhagen City Heart Study.
Las personas en el estudio fueron seguidas desde 1976 hasta 2003 y proporcionaron información sobre sus hábitos de alimentación, consumo de tabaco y bebida. También acordaron varios exámenes médicos para medir los signos de enfermedad cardíaca y envejecimiento. Tolstrup analizó específicamente cuatro características del envejecimiento, incluida la formación de un anillo opaco gris alrededor de la córnea en el ojo, pliegues en el lóbulo de la oreja, placas en los párpados y calvicie de patrón masculino.
Estos síntomas no son todos superficiales: el envejecimiento prematuro puede ser un signo de mala salud y contribuir a un mayor riesgo de enfermedades crónicas como problemas cardíacos.
"Queríamos estudiar los signos del envejecimiento porque parecen tener algún tipo de valor predictivo de cuánto tiempo va a durar su vida en promedio", dice Janne Tolstrup, autora principal del estudio y directora de investigación del Instituto Nacional de Salud Pública. en la Universidad del Sur de Dinamarca.Ella descubrió que el consumo excesivo de alcohol -más de 28 bebidas a la semana para mujeres- estaba relacionado con una probabilidad 33% mayor de tener anillos grises relacionados con la edad alrededor de la córnea en comparación con las mujeres que bebían menos de siete bebidas a la semana.

Los hombres tenían un riesgo incrementado similar. El riesgo de pliegues en el lóbulo de la oreja que indica envejecimiento fue similar 26% -36% mayor entre los bebedores empedernidos que entre los bebedores ligeros a moderados.Los fumadores empedernidos también tenían una mayor probabilidad de desarrollar anillos oculares relacionados con la edad en comparación con los no fumadores.

El único indicador de envejecimiento que no se asoció claramente con la bebida y el tabaquismo fue la calvicie de patrón masculino. Tolstrup dice que no es una sorpresa, ya que el crecimiento del cabello es muy genético.
">"Lo interesante de los resultados es que podemos ver esos signos con la vista, por ejemplo, muy rápido, mientras que para cosas como la presión arterial alta o los niveles altos de colesterol, tenemos que hacer mediciones avanzadas para obtenerlos", dice.Si bien no era sorprendente que el consumo excesivo de alcohol y el tabaquismo estuvieran relacionados con una mayor probabilidad de signos tempranos de envejecimiento, también descubrió que las personas que bebían y fumaban a niveles moderados no mostraban más signos de envejecimiento que las personas que se abstuvieron. Algunos estudios previos han sugerido que el alcohol podría ser beneficioso para el corazón y reducir el riesgo de ciertas enfermedades, pero Tolstrup dice que sus hallazgos deberían sumarse a ese debate sobre cuánto es saludable y dónde se encuentra el umbral de cantidades excesivas e insalubres de alcohol.Los resultados no deben interpretarse en el sentido de que las personas pueden comenzar a beber y fumar a niveles moderados, dice Tolstrup. Otros datos muestran que fumar puede ser dañino para la salud y los estudios sobre el efecto del alcohol aún se están debatiendo. Aún así, los resultados de Tolstrup no contradicen el consejo general de que beber moderadamente ligero no duele. La gente no debería esperar enormes beneficios de salud por beber, pero al menos no parece dañar su salud, o su apariencia, de manera significativa. ENGLISH
Tolstrup specifically looked at four hallmarks of aging, including the formation of a grey opaque ring around the cornea in the eye, earlobe creases, plaques on the eyelids and male pattern baldness.
These symptoms aren’t all superficial: Premature aging can be a sign of poor health and contribute to a higher risk of chronic diseases like heart problems.“We wanted to study the signs of aging because they seem to have some kind of predictive value for how long your life is going to be on average,” says Janne Tolstrup, the study’s senior author and research director of the National Institute of Public Health at the University of Southern Denmark.
She found that excessive drinking — more than 28 drinks a week for women — was linked to a 33% higher likelihood of having the age-related grey rings around the cornea compared to women who drank fewer than seven drinks a week. Men had a similar increased risk. The risk of earlobe creases indicating aging was similarly 26%-36% higher among heavy drinkers than among light-to-moderate drinkers.
Heavy smokers also had a greater likelihood of developing the age-related eye rings compared to non-smokers.
The only aging indicator that was not clearly associated with drinking and smoking was male pattern baldness. Tolstrup says that isn’t a surprise, since hair growth is strongly genetic.
“What is interesting about the results is that we can see those signs with the eye, for example, very fast, whereas for things like high blood pressure or high cholesterol levels, we have to make advanced measurements to obtain them,” she says.
While it wasn’t surprising that heavy drinking and smoking were linked to higher likelihood of early signs of aging, she also found that people who drank and smoked at moderate levels did not show any more signs of aging than people who abstained. Some previous studies have suggested that alcohol might be beneficial for the heart and to lower risk of certain diseases, but Tolstrup says her findings should add to that debate over how much is healthy and where the threshold lies for excessive, unhealthy amounts of alcohol.
The results shouldn’t be interpreted to mean that people can start drinking and smoking at moderate levels, says Tolstrup. Other data show that any smoking can be harmful to health, and the studies on alcohol’s effect are still being debated. Still, Tolstrup’s results do not contradict general advice that light moderate drinking doesn’t hurt. People shouldn’t expect huge health benefits from imbibing, but at least it doesn’t seem to harm their health — or their appearance — in a significant way.

No comments:

Post a Comment

Comente esta noticia aqui