July 11, 2017

Miles asisten a funeral de policía dominicana asesinada en NY

Como si se hubiese tratado de una ironía del destino, el funeral de la oficial Miosotis Familia, quien murió el miércoles pasado en El Bronx cuando fue atacada por un hombre dentro de su patrulla, se realizó justo el mismo día en que cumplía 12 años de haberse sumado oficialmente al Departamento de Policía (NYPD). Así lo recordó su hija mayor, Génesis Vilella, tras compartir un conmovedor discurso en el que recordó el don de gente y la entrega que tenía su madre hacia los demás, y con el que le dio el último adiós a la agente de 48 años.
“Todos los que compartieron un momento con mi madre saben la gran persona que era. Tenía el don de tocar a los demás. La vamos a extrañar”, aseguró la joven de 20 años durante el servicio religioso, que se realizó este martes en la Iglesia World Changers de El Bronx, ubicada en el antiguo Loews Paradise Theater de la avenida Grand Concourse.
Hasta allí acudieron centenares de amigos, familiares y miles de policías, tanto del NYPD como de varias ciudades del país incluyendo San Francisco y Boston, a rendir tributo a su compañera.

El funeral de la agente, de origen dominicano, se produjo justo el día que cumplía 12 años de haberse incorporado formalmente al NYPD

“Cuando era niña estaba muy orgullosa y emocionada que mi mamá era policía. Todavía me siento muy orgullosa de ella y de la profesión que eligió, porque ella siempre decía que la educación era primordial”, comentó Génesis, destacando los logros de su madre. 

“Ella fue la primera de su familia en ir a la universidad, la primera en graduarse con un título”.

Además de las 4,000 personas que lograron entrar al servicio religioso, afuera en la calle y aceras se juntaron miles de uniformados y vecinos de El Bronx que acudieron a rendir homenaje a la agente del NYPD.

“Es muy triste estar despidiendo hoy a la oficial Familia, pero todos nosotros sabemos que esta es una labor riesgosa que hacemos por el bienestar y la protección de todos”, comentó el agente Montoya, de origen argentino y boricua, quien tiene 13 años en la NYPD. “Cada vez que esto ocurre todos nosotros lo sentimos como propio porque somos una misma familia”.

Comunidad agradecida

La puertorriqueña Abigail Collazos, quien vive hace 48 años en El Bronx, agradeció a la oficial asesinada la entrega que mostró por más de una década hacia su comunidad.

“Ese loco quería matar a alguien y le disparó a ella de manera salvaje y aunque hoy me duele mucho que le haya pasado eso a una mujer joven, también quiero elogiarla porque se encargaba de protegernos y lo hizo muy bien”, comentó la mujer, destacando que ahora siente más seguridad en El Bronx que hace unos años, gracias a la labor del NYPD.

El alcalde Bill de Blasio acompañó a la familia de la agente asesinada y no solo lamentó su muerte sino que elogió el aporte que hizo a Nueva York.

“Nuestros corazones están rotos, pero al mismo tiempo estamos aquí para agradecer. Estamos aquí para llevar a una héroe a descansar, pero tenemos que recordar las muchas maneras en que ella fue héroe”, comentó el Alcalde, agregando que lo demostró “con su servicio a esta ciudad, con su amor por su familia y por todo lo que hizo por todos con quienes ella se cruzó en la vida”.

Cientos de policias de NY y otras areas de EEUU, inclusive de la República Dominicana se hicieron presentes en el funeral de la policia asesinada Miosotis Familia en el Bronx.

De Blasio de paso hizo un llamado para que cesen los ataques a los uniformados y pidió a la comunidad a que contribuya en su protección.

“Ella murió solamente por llevar un uniforme. Fue asesinada mientras actuaba como agente de paz. Y hemos visto con horror estos ataques a nuestra Policía, aquí en esta ciudad y en todo el país y eso nos enferma. Sabemos que no pueden ser tolerados y deben terminar”, dijo el mandatario.

“Nosotros, los civiles, debemos ser los guardianes de quienes nos protegen. (…) Les digo a todos, si alguien amenaza a un oficial de policía en cualquier lugar, en cualquier momento, en persona o en línea, tenemos que alertar a la Policía de esa amenaza. Si un oficial está en peligro, tenemos que ayudarlos”.
Con el asesinato de la oficial Miosotis ya son siete los miembros del NYPD que han perdido la vida en los últimos cinco años.

Último adiós

Hacia el mediodía y mientras los miles de uniformados permanecían en guardia parados en la calle en honor a la oficial Familia, su féretro fue transportado por la avenida Grand Concourse en medio de una enorme caravana de varias calles, que contó con patrullas, oficiales en motocicletas y gente caminando para despedirla.

Con sólo 12 años, Peter Vega, uno de los dos hijos menores de la oficial, le dijo adiós a su madre manifestando que al igual que los más de 36,000 policías del NYPD, ella se puso el uniforme para sacrificarse por los demás.

“Ella amaba a sus hijos y se aseguró de que tuviéramos todo lo que queríamos. Ella fue lo suficientemente valiente para hacerlo, sabiendo que hay consecuencias como el peligro. Pero ella nos amaba. Quería sacrificarse por nosotros, y lo hizo”, dijo el niño, quien estuvo todo el tiempo junto a su hermana Melliza Dalilah, su hermana mayor Génesis y su abuela.

Dan espalda a De Blasio

Aunque el alcalde Bill de Blasio estuvo presente en el funeral de la oficial Miosotis Familia, cientos de policías del NYPD expresaron su malestar con el mandatario y le dieron la espalda mientras daba su discurso, en señal de protesta por haberse ido a Alemania a participar de una protesta durante la reunión del grupo G-20 en vez de haberse quedado en la ciudad de Nueva York tras el asesinato de la agente.

Durante la intervención del Alcalde en el servicio religioso, muchos oficiales a manera de protesta se voltearon en dirección opuesta al edificio donde hablaba, mientras otros se enfocaron en sus teléfonos celulares o siguieron hablando entre ellos, y no faltaron quienes movían la cabeza de lado a lado en gesto de desaprobación.

Esta escena recordó a una acción similar ocurrida en el 2015 durante el funeral del oficial Wenjian Liu, asesinado también a estilo ejecución, cuando los uniformados le dieron la espalda de De Blasio.

Ed Mullins, presidente de la Asociación Sergeants Benevolent, criticó públicamente a De Blasio por no haber estado apoyando a la Uniformada en un momento crítico.

“Señor Alcalde, usted no necesitaba viajar a Alemania para una protesta. Todo lo que tenía que hacer era hablar en frente de los hombres y mujeres del NYPD”, dijo el oficial.

“El Alcalde prefirió irse a lucirse afuera en vez de estar acá con nosotros como hace un verdadero líder”, dijo uno de los agentes, quien prefirió guardar su nombre.

No comments:

Post a Comment

Comente esta noticia aqui