25 de enero de 2017

Donald Trump ordenará hoy la construcción de su muro en la frontera con México

ESTADOS UNIDOS. El presidente estadounidense Donald Trump está listo para dar los primeros pasos para cumplir su promesa de construir un muro en la frontera con México, mientras firma este miércoles una serie de decretos para restringir la migración. La Casa Blanca dijo que Trump hará anuncios en una visita al Departamento de Seguridad Interior este miércoles en la tarde. “Planeamos gran día para SEGURIDAD NACIONAL. Entre muchas otras cosas, ¡construiremos el muro!” tuiteó el flamante presidente el martes en la noche.

Trump también firmará decretos contra las ciudades “santuario”, aquellas donde las autoridades locales se rehúsan a ayudar a detener a migrantes indocumentados para ser deportados, dijo el diario The Washington Post. La cadena CNN informó que también planea aumentar el número de agentes de aduanas y fronteras.

Eliminar la inmigración fue un elemento central de la campaña electoral de Trump, quien prometió construir un muro a lo largo de la frontera de 3.200 kilómetros entre Estados Unidos y México.

Algunos tramos de la frontera ya están cercados, pero Trump afirma que se necesita un muro en toda su extensión para detener el flujo de inmigrantes ilegales procedentes de América Latina.

Los expertos han expresado dudas de que un muro pueda acabar con la inmigración o si vale la pena gastar miles de millones de dólares en un muro cuando hay métodos más baratos, como la vigilancia electrónica, para alcanzar similares resultados.

Pero el muro fronterizo se ha convertido en el toque de clarín para la derecha y extrema derecha de Estados Unidos, la base de apoyo a Trump.

Cualquier acción de la Casa Blanca sería fragmentada, desviando sólo fondos ya existentes para el proyecto. Por lo tanto, el Congreso controlado por los republicanos tendría que suministrar dinero nuevo para terminar el muro, a pesar de que el partido de Trump ha pasado décadas predicando la prudencia fiscal.

Además, buena parte de los terrenos para construir el muro son de propiedad privada, lo que implica largos proceso legales, retrasos políticos y sustanciales pagos por expropiación.

Incluso el secretario de Seguridad Interior, John Kelly, declaró en su audiencia de confirmación en el Senado de que el muro “podría no ser construido pronto”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente esta noticia aqui