12 de enero de 2017

Autoridades desarticulan red de narcos hispanos que operaba en Brooklyn y Queens

NUEVA YORK.– Una banda que traficaba considerables cantidades de heroína y cocaína en los condados de Brooklyn y Queens fue desarticulada por las autoridades neoyorquinas. En el marco de la operación Times Up, la Fiscalía General del Estado junto al Departamento de Policía de Nueva York lograron el arresto de 10 personas que fueron encausadas este miércoles de 89 cargos por su supuesta participación en la distribución de narcóticos.
El fiscal general Eric Schneiderman y el comisionado del NYPD, James P. O’Neill, hicieron el anuncio del éxito de la operación. De acuerdo a las autoridades mencionadas, la red traficaba con heroína, la misma que era mezclada con ketamina, un fármaco que es utilizado como tranquilizante para animales, así como con cocaína, drogas que luego era distribuida diariamente a través de la ciudad de Nueva York.
“Las redes de tráfico de drogas peligrosas, como la que descubrimos durante la Operación Times Up, amenazan la seguridad y la estabilidad de nuestras comunidades. No dudaremos en perseguir y enjuiciar a los capos de la droga con el máximo rigor de la ley para eliminar el círculo vicioso de la adicción en el estado”, dijo Schneiderman.
En el transcurso de la operación encabezada por el Grupo de Trabajo Contra el Crimen Organizado de la Fiscalía General (OCTF, por sus siglas en inglés) y la Brigada Antipandillas del Norte de Brooklyn del NYPD, se logró incautar más de 600 sobrecitos de heroína y ketamina estampados con la marca “Times Up”.
Estos sellos eran, según los investigadores, la tarjeta de presentación de Christopher Quiñones, el líder de la red de narcotráfico. La marca señalaba a los compradores que estas drogas provenían de él, con lo que garantizaba la calidad del producto.
Precisamente la captura de Quiñonez se produjo ayer en medio de un operativo. El sujeto intentó escapar por el techo de su domicilio en Brooklyn, una vez bajo control, los investigadores lo requisaron, encontrando entre su vestimenta, varios sobrecitos de droga.
Los investigadores lograron grabar a los acusados discutiendo sus transacciones de drogas de una manera críptica y codificada para evitar la detección de las fuerzas del orden, refiriéndose a la heroína como “donuts” y cocaína como “galletas”.
Según el expediente desclasificado este miércoles en la corte contiene 89 cargos. Se acusó a tres individuos, Raphael Rodríguez, Saul Drullard, y Melvin Nieves, de cargos de venta criminal de una sustancia controlada en segundo grado, (un delito grave de clase A-II), que conlleva una sentencia de diez años en  una prisión estatal. Además, todos los acusados fueron acusados de cargos de venta criminal y posesión criminal de una substancia controlada, (delitos graves de clase B), que conlleva un rango de sentencia obligatorio de uno a nueve años en una prisión estatal, y de conspiración en segundo grado, también un delito grave clase B.
Según el expediente, el cabecilla de la red de narcotráfico, Christopher Quiñones, enfrenta 40 cargos de venta criminal y posesión criminal de una sustancia controlada.
Los 10 integrantes de la red encausados son:
Christopher Quiñones, de Brooklyn, Nueva York
Melvin Nieves, de Staten Island, Nueva York
Raphael Rodríguez, de Queens, Nueva York
Pablo Rodríguez, de Queens, Nueva York
Walter Quiñones, de Brooklyn, Nueva York
José Pérez, de Brooklyn, Nueva York
Johnny González, de Brooklyn, Nueva York
Víctor Beltrán, de Brooklyn, Nueva York
Saúl Drullard, de Queens, Nueva York
Brian Estévez, de Philadelphia, Pennsylvania/DAVID RAMIREZ/El Diario

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente esta noticia aqui