21 de diciembre de 2016

Suben a 31 los muertos por explosión de pirotecnia en México

El número de muertos por las explosiones del martes en el mercado de fuegos artificiales más conocido de México, ubicado al norte de la capital y que presumía de ser el más seguro de América Latina, ascendió el miércoles a 31 personas, según datos de las autoridades del estado de México.
Cinco personas murieron en hospitales y las 26 restantes en el famoso mercado de Tultepec, indicó por la mañana el fiscal del Estado de México, Alejandro Gómez, en declaraciones a Milenio TV. Se han encontrado tres extremidades que podrían pertenecer a otro fallecido más, señaló.
Las explosiones en cadena, registradas en plenas navidades y en uno de los días más bulliciosos del mercado, provocaron también decenas de heridos, 10 de ellos menores. Tres serán trasladados a Galveston, Texas, debido a la gravedad de sus quemaduras para que puedan recibir una mejor atención médica, informó el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila.

El mercado de fuegos artificiales de San Pablito, al norte de la Ciudad de México, era considerado por las autoridades estatales como el más seguro de América Latina.

Ocho días antes de las explosiones que dejaron el recinto en ruinas y totalmente calcinado, el gobierno de la ciudad se jactaba en un comunicado de prensa de que el Instituto Mexiquense de la Pirotecnia había calificado el mercado como el más seguro de toda la región.

El comunicado citaba a Juan Ignacio Rodarte Cordero, director del centro —una entidad del gobierno estatal — indicando que esa seguridad se debía a que San Pablito contaba con “puestos perfectamente diseñados y con los espacios suficientes para que no se dé una conflagración en cadena en caso de un chispazo”.

En esa misma nota de prensa oficial, Germán Galicia Cortes, presidente del mercado, aseguraba que el lugar contaba con extintores, agua, arena, pico, pala y personal cualificado que sabía cómo actuar en caso de algún incidente.

La realidad fue otra.

Un video del incidente muestra las impactantes explosiones en cadena que destruyeron el mercado poco después del mediodía, cuando cientos de personas compraban cohetes para celebrar Navidad y Año Nuevo.

Los puestos quedaron reducidos a cenizas, escombros y metal retorcido. Es la tercera ocasión que las llamas destruyen el mercado desde 2005.

Crescencia Francisco García dijo que estaba en medio del mercado cuando empezaron las explosiones alrededor de las 2:30 de la tarde. Primero quedó pasmada, miró al cielo como acto reflejo y empezó a correr en medio del humo en cuanto se dio cuenta de que todo el mundo huía. Mientras corría, vio personas con quemaduras, cortaduras y mucha sangre.

“Todo se estaba prendiendo. Todo estaba explotando”, dijo la mujer de 41 años. “Las piedras salían volando, pedazos de tabique, todo estaba volando”, relató.

Las autoridades no han dicho qué pudo haber causado la explosión, pero anunciaron que se inició una averiguación.

“Vamos a identificar quiénes son responsables”, dijo Ávila.
 
El mercado de San Pablito abrió hace 16 años, pero Tultepec se dedica a la fabricación y comercialización de pirotecnia desde hace dos siglos, una industria a la que se dedica el 65% de su población de forma directa o indirecta. Las previsiones de este año apuntaban a vender 100 toneladas de productos a todo el país.

“Mis condolencias a los familiares de quienes perdieron la vida en este accidente y mis deseos de pronta recuperación para los lesionados”, tuiteó el presidente, Enrique Peña Nieto.

En 2005, otro incendio engulló el mismo mercado, desencadenando una serie de explosiones que destrozaron cientos de locales comerciales justo antes de la celebración del Día de la Independencia de México. Un año después, un incidente similar en San Pablito también destruyó cientos de puestos de venta de juegos pirotécnicos.

Armando Portuguez, el alcalde de Tultepec, dijo que la elaboración de cohetes es una parte fundamental de la economía local. Agregó que es una actividad regulada por la ley y que está bajo “supervisión constante” de la Secretaría de la Defensa Nacional, que es la encargada de regular armas de fuego y explosivos.

“Esto es parte de la actividad de nuestro municipio, es lo que nos da identidad”, señaló Portuguez. “Sabemos que es una actividad de alto riesgo; lo lamentamos mucho, pero mucha gente, desafortunadamente mucha gente, tiene su sustento en esta actividad”, agregó.

Ha habido explosiones letales de pirotecnia con cierta regularidad en México: en 2002, una explosión en un mercado de la ciudad de Veracruz dejó 29 muertos. En la ciudad de Celaya, en 1999, murieron 69 personas por una explosión de pirotecnia almacenada ilegalmente. En 1988, una explosión de cohetes en el mercado de La Merced, en Ciudad de México, mató a por lo menos 68.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente esta noticia aqui