December 9, 2016

Donald trump cree que la guerra nuclear es inevitable

Para el sitio de noticias Mother Jones, “en sólo siete semanas un hombre conocido por ser malhumorado, narcisista y errático tomará el control del arsenal nuclear estadounidense”, teniendo la autoridad y el poder como para lanzar cualquier combinación de las 4,500 armas nucleares con que cuenta el país. En cualquier momento y por cualquier razón que considere conveniente, señala el sitio de noticias, Donald Trump “podría destruir a una nación y, a través de errores de cálculo, el mundo”.
Y es que en un amplio artículo, Mother Jones recuerda que durante la campaña presidencial el presidente electo pronunció varias declaraciones preocupantes sobre armas nucleares.

“En un debate republicano primario, hizo una pregunta acerca de la tríada nuclear -el sistema de armas nucleares de mar, aire y tierra- que sugiere que no entendía la información más básica sobre la estructura del comando nuclear estadounidense. En otros puntos de la campaña, Trump señaló que apoyaría permitir que Japón, Corea del Sur y Arabia Saudita obtuvieran armas nucleares y que las armas nucleares fueran destruidas. Indicó que estaría dispuesto a utilizar tales armas contra ISIS y en otros conflictos”, dice el artículo.
Lo que hace particularmente preocupante a la postura de Trump sobre las armas nucleares, agrega Mother Jones, “es que en el pasado ha adoptado un enfoque fatalista hacia la noción de guerra nuclear. Ha hablado como si creyera que tal conflagración fuera casi inevitable. Y ahora está a punto de convertirse en uno de los pocos humanos en el planeta que puede decidir el destino de la Tierra”.
 
El fatalismo de Trump con respecto a la guerra nuclear se remonta a décadas. Durante una entrevista con Playboy en 1990, recuerda Mother Jones que le preguntaron sobre la candidatura a la Presidencia y para describir lo que “serían algunas de las opiniones a largo plazo del presidente Trump sobre el futuro”. Trump respondió: “Pienso en el futuro, pero me niego a pintarlo, cualquier cosa puede suceder, pero a menudo pienso en la guerra nuclear”.
El entrevistador, Glenn Plaskin, parecía sorprendido. “¿Guerra nuclear?”, preguntó. Y entonces Trump explicó: “Siempre he pensado en el tema de la guerra nuclear; es un elemento muy importante en mi proceso de pensamiento. Es la última, la catástrofe definitiva, el mayor problema de este mundo, y nadie se está enfocando en los detalles. Es un poco como la enfermedad. La gente no cree que se enfermen hasta que lo hacen. Nadie quiere hablar de ello. Creo que la mayor de todas las estupideces es que la gente cree que nunca sucederá, porque todo el mundo sabe lo destructivo que será, así que nadie usa armas”.
 
Plaskin preguntó: “¿Existe uno de esos pensamientos confusos en torno a la oficina de Trump?”. El magnate respondió: “En un nivel mucho más bajo, nunca contrataría a nadie que piense de esa manera, porque él no tendría absolutamente ningún sentido común. Está viviendo en un mundo de fantasía. Es como pensar que el Titanic no puede hundirse. Demasiados países tienen armas nucleares; nadie sabe dónde están todos señalados, qué botón se necesita para lanzarlos”.
“La bomba que Harry Truman lanzó sobre Hiroshima fue un juguete al lado de hoy. Tenemos miles de armas apuntando hacia nosotros y nadie sabe si van a ir en la dirección correcta. Nunca se han probado. Estos idiotas a cargo no saben cómo pintar una pared, y estamos confiando en ellos para disparar misiles nucleares a Moscú. ¿Qué sucede si no van allí? ¿Qué sucede si nuestros sistemas informáticos no funcionan? Nadie sabe si este equipo funciona, y he visto numerosos informes últimamente afirmando que la probabilidad es que no funcionan. Es un desastre total”, agregó el magnate en la entrevista de ese entonces.
 
Así que Trump se preocupaba por la posibilidad de que la guerra nuclear y las armas nucleares no funcionaran correctamente. Pero parecía pensar que un cataclismo era probable en algún momento, de acuerdo con Mother Jones.
 
Cinco años más tarde, Trump expresó un sentimiento similar en una entrevista transmitida esta semana en MSNBC. Se le preguntó dónde se veía en cinco años. Él contestó: “Dentro de cinco años, ¿quién sabe?, quizá las bombas caigan del cielo, ¿quién sabe?, este mundo enfermo, estamos lidiando con muchos locos”.
Y agregó: “Creo que la naturaleza humana es enferma. Si Hitler tuviera la bomba, ¿no crees que la hubiera usado? Habría puesto la bomba justo en medio de la Quinta Avenida. Las habría usado en la torre Trump, la 57 y la Quinta. Boom”.
En The America We Deserve, un libro que Trump publicó a principios de 2000 cuando estaba considerando presentarse como candidato presidencial para el Partido Reformista, señaló que la amenaza del terrorismo nuclear era profunda:
 
“Mi tío John Trump era un profesor del MIT y un hombre brillante. Tenía una visión clara y convincente del futuro, incluida la firme creencia de que algún día los Estados Unidos podrían ser sometidos a una huelga terrorista que convertiría a Manhattan en Hiroshima II. Siempre respeté al tío John, pero a veces me preguntaba si tal vez no estaba exagerando un poco”.
 
Sin embargo, pregunta Mother Jones, “¿puede un hombre que ha dicho que ve la guerra nuclear como casi inevitable, pero que no se ha molestado en aprender los fundamentos de la política nuclear, ser el “buen líder” que puede guiar a la humanidad más allá de la mayor de todas las amenazas?
Los comentarios de la campaña de Trump sobre las armas nucleares y la posibilidad de usarlas no han sido tranquilizadores. Sus anteriores comentarios sugiriendo que él creía que la guerra nuclear era casi ineludible son cosas de pesadillas, concluye el artículo de Mother Jones.

No comments:

Post a Comment

Comente esta noticia aqui