August 1, 2015

Danilo Medina: Atrapado y sin salida

NEW YORK.-El licenciado Danilo Medina desde hace largo rato se le atribuye la virtud de ser un político con grandes dotes de estratega. En esa misma línea es considerado como el gran armador de varios de los equipos de campaña del Partido de la Liberación Dominicana así como la base sobre la cual descansan, en gran medida, los triunfos político/electorales de su partido, incluyendo, por supuesto, el pacto/alianza con Joaquín Balaguer y los Vinchos que hicieron posible el ascenso al poder de Leonel y su corporación morada en el año 1996.
A juzgar por lo que veo, oigo y leo, los danilistas se sienten muy cómodos y orondos cuando mencionan todos los altisonantes atributos de su líder pero refunfuñan una vez se le dice que el hoy Presidente de nuestro país ha sido y es corresponsable de primer orden de una extensa gama de actos reñidos con la moral y la ética política. Siempre están prestos para defenderlo con uña y dientes, y muy especialmente cuando se trata de asuntos de corrupción en sus más diversas características y vertientes.
Entre los dominicanos, particularmente la comunidad política e intelectual, se conserva fresco en la memoria el momento y circunstancias en que el hombre que hoy mal dirige los destinos de nuestro suelo patrio dijera “me venció el Estado”, significando con ello que su derrota frente al Dr. Leonel Fernández en las primarias del PLD fue producto del empleo furtivo de triquiñuelas y las malas artes por parte del Presidente del partido y Jefe del Estado.

Marino Mejía
Pero también es muy bien sabido que el ascenso al solio presidencial de Danilo Medina Sánchez no fue por los aportes de los querubines y sus plegarias celestiales, sino merced al empleo atropellante de todos los recursos del mismísimo Estado que en momentos pretéritos lo venció dejando tras su victoria pírrica una estela de desafueros siendo el más notorio un déficit fiscal de la friolera de 205 mil millones de pesos gracias a lo cual el país no cuenta con agua, luz eléctrica, servicios de salud efectivos, educación pero si con una superabundancia de corrupción, violencia de todo tipo, inseguridad ciudadana y, para colmo de males, una deuda interna y externa que ni siquiera el cielo tiene como límite

El ascenso presidencial de Danilo Medina en medio de ese muladar lo situó en el centro de un laberinto que lo mantiene atrapado y sin salida con visibles componentes de alto riesgos y que de cuyos efectos nocivos posiblemente no lo salve “ni el médico chino”. ¿Y cuáles son esos componentes que le imposibilitaran salir de su laberinto?

a) El aumento galopante de la criminalidad, la corrupción y la impunidad.

b) Los amarres de la discordia con Miguel Vargas Maldonado o pacto de los escorpiones, y

c) El aguijón de Odebrecht y el problema dominico/haitiano.


Marino Mejía

La irresistible angustia por la que atraviesan las capas medias y pobres de la sociedad dominicana marca una etapa nunca antes vista que mantiene un importante segmento de la población al borde del estallido de una poblada. En república dominicana no hay respeto para ninguno de los valores morales y sociales que nos identificaban como conglomerado humano.

De los acuerdos entre Vargas Maldonado y su pedacito de PRD con el Presidente Medina lo único que se siente y se distingue es la pestilencia que la sociedad toda olfatea pero, eso sí, el sabor cuprífero que, según legisladores y analistas, ha cubierto el paladar no solo del presidente de lo que queda del PRD, sino de un número considerable de congresistas marrulleros y deshonestos. En un tiempo no muy largo veremos los resultados de estos enredos.

Pero donde se le retuerce el rabo al puerco es en el rio hondo y turbulento que traen consigo las aguas de Odebrecht que, por lo que hasta ahora hemos visto en lontananza, por efecto domino podrían caer varios pejes gordos de diferentes países y que la República Dominicana no sería una excepción. Conviene señalar aquí que esa gigantesca corporación brasileña se caracteriza por tener los juegos bien pesados en materia de sobreestimar proyectos para hacer llegar las jugosas boronas a los políticos que hacen posible ganar turbias licitaciones.

Ya cursa en las instancias judiciales de Brasil una investigación cuyos tentáculos alcanzan varios países y personalidades incluyendo, claro está, los más altos funcionarios de la corporación ya citada así como al reconocido y destacado ex presidente del Brasil Ignacio Lula Da Silva quien se ha visto forzado a romper el silencio para defenderse de las serias acusaciones que sobre su cabeza penden. Esto último es doloroso por tratarse de un político con una gestión brillante a favor de su pueblo pero que todo cuanto de él se dice respecto a Odebrecht sucedió después de su mandato presidencial.

En lo que concierne a la República Dominicana algo raro y sospechoso hay toda vez que mencionar Odebrecht es como ver al mismísimo pecusio. Debo agregar que el contrato con la dichosa corporación carioca se ha diseminado por los corrillos congresuales y de muchos articulistas y comunicadores quienes han publicado lo que se entiende como un atraco a mano armada que comprometerá el presente y el futuro de un pueblo que ya no aguanta más abusos y sinvergüencerías. Pero, y qué decir del famoso Plan de regulación de Extranjeros y todo lo que el mismo envuelve? Perversamente Danilo y su PLD han tratado de hacer de dicho plan parte principal de su estrategia electoral pero las cosas lucen que es muy tarde para ablandar habichuelas. Si todo lo expresado más arriba se corresponde con la verdad podremos decir que Leonel es un niño de teta frente a Danilo Medina y sería muy justo y conveniente aclarar todo este maremágnum para dar inicios a un proceso de profilaxis política que culmine poniendo tras las rejas a todos los culpables sean quienes sean.
 Por Marino Mejía

No comments:

Post a Comment

Comment this new here / Comente esta noticia aqui