April 22, 2015

Vinicito Castillo fue enlace de la estafa hecha por Melgen-Menéndez al estado dominicano: Fox Latino

SANTO DOMINGO, RD.- Un reportaje de Fox Latino, publicado este martes 21, bajo la firma del periodista dominicano José Ernesto Devárez, destaca los vínculos de la familia Castillo Semán con los casos del médico dominicoestadounidense Salomón Melgen, acusado de estafa al Medicare, y del senador Robert Bob Menéndez, acusado de corrupción.
“Las acusaciones de corrupción en los cargos del senador Bob Menéndez apuntan hacia poderosa familia política dominicana”, reza el titular de Fox Latino, originalmente publicado en inglés.
Indica que, conforme pasan los días, el elenco de personajes de la saga Robert Menéndez-Salomón Melgen sigue creciendo en la República Dominicana, la locación de una de las tramas de corrupción a la que se hace referencia en los cargos de abril contra el senador por Nueva Jersey y el oftalmólogo de la Florida.
Sostiene que en el corazón de la parte dominicana del escándalo parece estar un miembro de una de las familias políticas más influyentes de la nación: los Castillo.
Miguel Franjul, director de Listin Diario - Robert Bob Menendez - Salomon Melgen - Vinicio Castillo Seman
Miguel Franjul, director de Listín Diario; Robert Bob Menéndez, Salomón Melgen y Vinicio Castillo Semán.
Subraya que el gobierno de Estados Unidos alega que el senador Bob Menéndez (demócrata por Nueva Jersey), expresidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, intentó viabilizar indebidamente un contrato de seguridad portuaria del gobierno dominicano con una compañía propiedad de Melgen, sobrino político de Marino Vinicio Castillo Rodríguez y primo hermano de Vinicio Castillo Semán, actual diputado por el derechista FNP.
Melgen nació y se crió en República Dominicana, y su tío (político), Marino Vinicio “Vincho” Castillo fundó el partido conservador Fuerza Nacional Progresista (FNP), y ha sido un asesor político de varios presidentes, incluido el presidente actual, Danilo Medina. (Nota: Incluso fue diputado por nombramiento del dictador Rafael Trujillo, que pisoteó al pueblo dominicano desde 1930 a 1961).
Primos hermanos de Melgen son Vinicio y Pelegrín Castillo Semán, ambos políticos del FNP. Este último es el ministro de Energía, mientras que Vinicio Junior es un congresista que ha salido en defensa de Melgen en más de una ocasión, después de que estalló el escándalo por primera vez en 2012.
En febrero de 2013, en una carta abierta publicada en varios periódicos de República Dominicana, Vinicio Castillo Semán dijo que Menéndez era un hombre de conducta “intachable” a quien había conocido sólo socialmente durante 15 años.
“Las únicas veces que he estado en la casa del Dr. Melgen con el senador Menéndez ha sido durante fiestas u otros eventos sociales”, dice en la extensa carta.
“Creo que esta campaña de desprestigio”, añadió, “es el resultado de conflictos con sectores poderosos de República Dominicana, que de plano se niegan a dejar que los millones de contenedores que pasan por nuestros puertos sean escaneados con Rayos X de alta tecnología”.
La parte dominicana del caso de corrupción Menéndez-Melgen se centra en un contrato firmado en 2002 por el entonces jefe de las Fuerzas Armadas de la República Dominicana, el general José Miguel Soto Jiménez, y una empresa de seguridad portuaria llamada ICSSI.
Bajo los términos del contrato, que cubrían un período de diez años y que sería renovable automáticamente, la compañía sometería a los rayos X los contenedores que entran o salen del país, elegidos al azar, por una tarifa por contenedor que la compañía ICSSI cobraría a los navieros.
La legitimidad del contrato siempre ha estado en disputa entre los cofundadores de la compañía que alegan legalmente sobre la propiedad de la empresa, y los críticos del contrato -que sugieren que los términos son demasiado generoso para ISCSSI y van en contra de los intereses económicos del país- que cuestionan si Soto Jiménez tenía la autoridad para firmar el documento en nombre del Gobierno.
Varios decretos sobre el contrato firmado por el expresidente Hipólito Mejía hicieron poco por aclarar las cosas, y por el tiempo que Melgen tomó el control de la empresa ICSSI en 2011 las cuestiones contractuales se estancaron, empantanadas en los tribunales dominicanos y en el tribunal de la opinión pública.
Poco después, Menéndez se involucró.
La acusación de Estados Unidos contra Menéndez y Melgen incluye una serie de correos electrónicos intercambiados entre empleados no mencionados por su nombre de la oficina del senador y de la Oficina Internacional de Narcóticos y Asuntos de Aplicación de la Ley (INL) durante el primer semestre de 2012.
Menéndez estaba muy preocupado con “el asunto de una empresa estadounidense que intenta vender un sistema de seguimiento y seguridad a la autoridad portuaria de República Dominicana”, y sugiere que “estaba siendo bloqueada por funcionarios corruptos”, como se describe en un mensaje del subsecretario de Estado del INL William Brownfield, que no se nombra en la acusación, pero quien ocupa ese cargo desde 2011.
Menéndez exigió que el tema del contrato estancado se resolviera en menos de seis semanas. Brownfield dijo en otro mensaje electrónico que el senador lo amenazó con llamarlo a testificar en una audiencia abierta en el Congreso si no se llegaba a ninguna solución. “Sospecho que eso fue un bluff”, apuntó.
Seis meses después, en enero de 2013, el personal de Menéndez contactó a personas de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). Al senador se le había dicho que la agencia se estaba preparando para donar equipos de detección para puertos a República Dominicana.
“Al parecer, hay algunos esfuerzos”, escribió una persona identificada en la acusación como el principal asesor de Menéndez, “por parte de personas que no quieren aumentar la seguridad en la R.D. para aguantar el cumplimiento del contrato. Estos elementos (posiblemente delincuentes) quieren que la CBP le dé el equipamiento al Gobierno porque creen (…) [que] será menos eficaz que el del contratista externo”.
La respuesta de la CBP fue que la agencia “no [había] acordado” donar ningún equipo nuevo ni expandir sus operaciones.
Un funcionario de la ley de Estados Unidos ubicado en República Dominicana con conocimiento del caso, que solicitó el anonimato porque no está autorizado a hablar sobre el tema, dijo a Fox News Latino:
“La información obtenida de diversas fuentes indica que [Vinicio] Castillo Semán fue una de las fuentes que proporcionaba información [a Menéndez] sobre presuntos funcionarios dominicanos corruptos que bloqueaban el contrato de seguridad portuaria entre la empresa ICSSI y el gobierno dominicano”.
Otras fuentes confirmaron que fue el propio congresista quien suministró información a Menéndez y Melgen sobre el contrato de protección portuaria.
Una fuente altamente situada en el sistema de justicia de la República Dominicana dijo a FNL que en “varias ocasiones” Castillo Semán le dijo a Melgen y Menéndez que los funcionarios dominicanos corruptos estaban saboteando el contrato con ICSSI, mediante la búsqueda de una donación del CBP de equipos de control.
“No hay duda de que Castillo Semán suministró esta información”, dijo esta fuente a Fox News Latino.
Fox News Latino intentó reiteradamente contactar con la oficina del congresista Castillo Semán para escuchar sus comentarios, pero hasta el momento de esta publicación, ni las llamadas ni los correos electrónicos habían sido respondidos.
El domingo, sin embargo, el legislador salió en la televisión dominicana y habló sobre el tema. “Mi familia no tiene relación de ningún tipo con las acusaciones contra Melgen”, dijo.
Entre muchas personas en República Dominicana, sin embargo, existe cierta sensación de decepción sobre la conexión del congresista con el caso Menéndez-Melgen.
Una fuente en el gobierno dominicano se quejó a FNL cuando dijo: “Era más importante ayudar a su primo en un negocio que responder y mostrar su solidaridad con el interés nacional”

No comments:

Post a Comment

Comente esta noticia aqui