November 17, 2014

Alcalde de NY toma como referente caso de dominicano para promulgar leyes

NUEVA YORK._ El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, tomó como referente el caso del dominicano Carlos Rodríguez para promulgar dos leyes locales que limitan las acciones de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), en relación a su hasta ahora, absoluto poder para retener presos en la cárcel municipal de Rikers Island. Rodríguez, estuvo retenido durante ocho meses por la policía migratoria, después que policías de la ciudad lo arrestaran por traspaso ilegal (entrar a un edificio en el que no reside), que es un delito menor.

El edificio, está cerca de donde vive Rodríguez y fue a visitar un amigo, pero aún así, los agentes lo detuvieron. Los cargos le fueron retirados en la Corte Criminal de Manhattan.
El alcalde, quien el viernes firmó las leyes municipales, dijo que el caso de Rodríguez, es ilustrativo de los abusos de la ICE y el dominicano no tenía antecedentes penales.
"El no fue puesto en libertad en el momento de su detención, porque la ciudad estaba comprometida con la ICE", dijo de Blasio. "No había orden de arresto en su contra, no hizo nada malo, pero siguió detenido", agregó el alcalde.
Rodríguez, fue puesto en proceso de deportación por la ICE, estando en la cárcel y antes de que sus abogados lograran su libertad.
Pero el dominicano podría regularizar su estatus, porque está casado con una ciudadana estadounidense con la que ha procreado una hija.  Rodríguez dijo que cree en Dios y en sus abogados que están haciendo un excelente trabajo para que no sea deportado y agradeció al alcalde de Blasio, el haber apoyado y firmado sendas leyes.
Respondiendo preguntas de los medios en un inglés fluido, aunque visiblemente nervioso, el dominicano señaló que aunque esas leyes, no lo benefician, porque se acaban de firmar y ya está en proceso de deportación, espera que puedan beneficiar a miles de familias, y evitar la destrucción de ese núcleo social, a causa de las repatriaciones injustas de inmigración.
"Como estuve en detención ya y no se habían pasado las leyes, a mí, no me ayudaron, pero sé que hay otras muchas familias que necesitan de ellas. Hay mucha gente que quizás por estar en el lugar equivocado y a la hora equivocada, están pasando un problema, sin tener culpa o ningún tipo de delito".
Añadió que "muchas familias se están destruyendo gracias a las deportaciones, pero gracias a las leyes que se están pasando, muchas familias tienen esperanza a partir de ahora de que se va a detener la separación de tantas familias".
Rodríguez, dijo que llegó a Nueva York en el 2006 con visa legal y se casó con una ciudadana estadounidense, con la que tiene la hija.
A preguntas de cómo se siente al haber estado retenido en la cárcel ocho meses, y ahora enfrentando la deportación, contestó que "ustedes no se imaginan lo que esto se significa, no se imaginan por lo que estamos pasando, pero tengo fe en que seguiré al lado de miu familia en los Estados Unidos".
Las leyes municipales que limitan las acciones de la ICE con los reos en la prisión de Rikers Island, una de las más grandes y pobladas de Estados Unidos, establecen que la policía migratoria no podrá retener o procesar a inmigrantes presos a menos que haya una orden de arresto, emitida por una corte, si el detenido ha sido convicto por un crimen violento o serio, si tiene un proceso criminal pendiente o si aparece en la base nacional de datos, como criminal, pandillero o terrorista.
La ICE, tiene una oficina abierta en la cárcel de Rikers Island y sus oficiales esperan a que los presos extranjeros residentes legales, permanentes o no, detenidos hasta por delitos menores, sean liberados, para arrestarlos de nuevo y procesarlos para deportación.
Ambas leyes, fueron propuestas en octubre por la presidenta del Consejo Municipal, la concejala boricua Melissa Mark Viverito que representa un distrito en Harlem y los concejales Daniel Dromm, Carlos Menchaca y Rafael Espinal, el primero afroamericano y los segundos colombiano y de origen dominicano.
"Las deportaciones, no sólo han dividido las familias de la ciudad, sino que además, han socavado la seguridad pública en nuestras comunidades y han impuesto sanciones desproporcionadas a padres inmigrantes, sus conyugues e hijos", expresó el alcalde de Blasio.
La presidenta del consejo, dijo que a partir de ahora, muchos inmigrantes, ya no tendrán que pasar necesariamente por la burocracia de inmigración sin sentido, gracias a las nuevas leyes municipales.
Las legislaciones entrarán en vigencia en 30 días.
La policía de inmigración, envía 4.000 solicitudes al año a las autoridades de la ciudad, para retener presidiarios, según informó Nisha Agarwal, comisionada de la Oficina de Asuntos de Inmigración de la alcaldía.
La municipalidad se comprometió a no entregarle a inmigración a pesar de las peticiones, a reos que califiquen para ser amparados por las nuevas disposiciones legales.
Por Miguel Cruz Tejada

No comments:

Post a Comment

Comente esta noticia aqui