January 11, 2014

Tremendo alboroto armó la hija del Presidente Leonel en Jarabacoa, celebraba su cumpleaños

Los que tenemos hijos sabemos lo importante que resulta verle en salud y disfrute de un aniversario mas de vida. Mas cuando ese hijo ha seguido los pasos de honradez, de conocimiento, de prudencia de los padres. Desde Jarabacoa se nos informa, a través de una crónica firmada por Carlos Rosario, de la Red de Comunicadores con Leonel, de la celebración del cumpleaños de Nicole Fernández la hija mayor del presidente Leonel Fernández. Carlos Rosario, cedula 050-0002069-2 es el mismo que cobra como secretario(no como comunicador) de la Secretaria de Salud Publica, con la tarjeta numero 04382500, y que además fue destituido la semana pasada como informante de la DNCD. Escueta crónica le publicaron algunos medios sobre la fiesta de cumpleaños de Nicole Fernández, la cual se celebró en un ambiente familiar y de amistad en el complejo turístico Tours Gesell en hato viejo, Jarabacoa. Al leer la noticia de cumpleaños me vino a la memoria la comedia “La hija del Presidente”, que es una película divertida. Samantha Mackenzie (Katie Colmes) es una adolescente que acaba de terminarla secundaria, es inteligente y ciertamente guapa, pero hay algo que la hace muy especial frente al resto, es la hija del presidente de los Estados Unidos. Ella quiere ir a la universidad y ser una chica como todas, pero su condición no se lo permite. Para empezar tiene un grupo de guardaespaldas que nunca se separa de ella y la siguen a todas partes, con lo cual su privacidad es cero.


John Macknzie (Michael Keaton) interpreta al presidente, que además de dirigir el país es sumamente sobreprotector con su hija, lo que provoca una relación tirante entre ellos.

La sobreprotección de los padres, mas cuando se es presiente de un país, es peligrosa para el hijo y para el jefe de estado.

La hija del presidente Leonel Fernández llegó a este pueblo pequeño, tranquilo y humilde en un helicóptero, acompañada de sus guardaespaldas, de su novio Karin, un controversial personaje de origen árabe y de padres multimillonarios en petróleo.

El pueblo se enteró de lo que estaba pasando porque la fiesta comenzó a las nueves de la noche y siguió hasta la madrugada, los fuegos artificiales explotaron después de las doce de la noche, iluminando y alborotando a la vecindad, poniendo los pelos de punta a los residentes de Jarabacoa.

Los viejitos de la vecindad saltaron de sus camas asustados, porque pensaron que había estallado la tercera guerra mundial, pero ¿para que tomar la hora, para que tomar en cuenta a nadie, si era la Hija del Presidente?

La fiesta tuvo la bendición de sus abuelos, la señora Josefa Piedad Quezada, directora del Plan de Asistencia Social de la Presidencia en la ciudad; de Juan Maria Domínguez, Ayudanta Civil del presidente Leonel Fernández; de su tío Juan José Domínguez Quezada, subsecretario de Estado de Salud Publica, entre otros familiares y amigos de la hija del presidente.

Los habitantes del pueblo ante el bullicio solo atinaron a decir “volvió la hija del presiente con su fiesta, amigos, familiares, música y tragos”. La hija mayor del presidente de la nación, Nicole Fernández, con sus selectos amigos, alborotó a Jarabacoa con su fiesta de Cumpleaños.

Siempre he tenido la curiosidad por saber cómo se informan los presidentes de lo que sucede en sus países ¿Estará enterado el presiente de lo que sucede en Jarabacoa, lo que hacen sus familiares, allegados y funcionarios? Me temo que no.

No lo digo por lo del cumpleaños de la Hija del Presidente.

Una vez el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush dijo en una entrevista que no lee los diarios; que se entera de las noticias a través de lo que le informan los que “probablemente” las leyeron, que la recibe de “fuentes Objetivas” de su equipo.

¿Cuidado si al presiente Leonel Fernández le está pasando igual?

Esa confesión de Bush ayuda a entender por qué su país se encontró con una “nariz sin hueco” (caso Irak), y que su imagen y la del gobierno estuvieran a ras del suelo.

No es bueno que un presidente se deje llevar por los alabarderos, por los “buenos amigos”, ellos al fin maquillan y endulzan las malas noticias para evitarle sinsabores al jefe. Solo le cuentan lo que saben que le gusta oír, o inventan y esconden informaciones si conviene a sus intereses.

Con todo el respeto señor presidente, póngale atención a Jarabacoa, a sus familiares, funcionarios y amigos, están desarrollando una hoja de vida publica no grata a los ojos del pueblo. Si no se quiere llevar de lo que dicen algunos los diarios, oiga algunos de sus amigos y allegados que viven aun en Jarabacoa.

No comments:

Post a Comment

Comment this new here / Comente esta noticia aqui