El Sudario de Turín fue mostrado en público el sábado para un programa especial de televisión, mientras una nueva investigación cuestiona las versiones de que es una falsificación medieval y afirma que la sábana —considerada por algunos como la mortaja de Jesús— data del tiempo de la muerte de Cristo.