October 16, 2013

Obama da espaldarazo a reforma migratoria

WASHINGTON, Distrito de Columbia.- El presidente Barack Obama dio un espaldarazo a la reforma migratoria tras anunciar que presionará por un debate cuando se defina la crisis fiscal que enfrenta Estados Unidos. En declaraciones a la cadena hispana Univisión la víspera, el mandatario abordó el tema, el cual se encuentra estancado en el Congreso y prometió nuevamente que será una prioridad cuando se resuelva la crisis fiscal, un asunto que mantiene ocupado a los legisladores.

Una vez que se resuelva eso, el día después, voy a estar presionando para que se vote una reforma migratoria, dijo, lo que pudiera influir en el apoyo de activistas y grupos que muestran un creciente desaliento ante la postergación del tema.
Según diferentes análisis el cambio de la ley migratoria, que ganó fuerza tras la aprobación en junio de un plan bipartidista en el Senado (S-744), fue diferido cuando se produjeron las revelaciones de los programas de espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad, las amenazas de ataques contra Siria y la actual crisis que paralizó al Gobierno.
El problema migratorio está estancado en la actualidad en la Cámara de Representantes, donde su presidente John Boehner se niega a considerar la iniciativa S-744 o un plan de ese bando si no cuenta con el apoyo de la mayoría de la bancada de su partido.
Obama culpó el martes al líder republicano de impedir el avance de una norma pese a que ha dado su conformidad en analizar el asunto tema por tema, incluso el problema de la ciudadanía.
En sus declaraciones a la filial de Univisión en Los Angeles, el presidente dijo que lo único que detiene el proceso es “la falta de voluntad de Boehner de subir la ley al recinto de la Cámara de Representantes”.
Según fuentes legislativas, para que la reforma migratoria llegue y sobreviva en la Cámara de Representantes, hacen falta 218 votos: la Cámara tiene 435, así que hace falta la mitad más uno.
Más allá de la cantidad de votos, que en teoría ya existen para llegar a 218, es el liderazgo político y la visión de un puñado de republicanos lo que podría hacer la diferencia en lograr la reforma migratoria integral este año.
No obstante, Boehner mantiene que invocará la “regla Hastert”, según la cual no se lleva a votación ningún proyecto que no tenga el apoyo de la mayoría de los miembros de su partido, un nivel difícil de lograr para cualquier ley, mucho más para la reforma migratoria.

No comments:

Post a Comment

Comente esta noticia aqui